Los juegos de rol o RPG: ¿cómo han cambiado al mercado?

Uno de los géneros más populares de videojuegos son los juegos de rol, también conocidos como RPGs por sus siglas en inglés (de Role Playing Game.) Si bien solía ser un género tanto pequeño y aislado, durante los últimos años ha crecido, aumentando tanto la cantidad de juegos del género en el mercado como su influencia sobre otros géneros.

Sí, su influencia sobre otros géneros. Porque hoy en día los juegos de rol son los que más influencia ejercen sobre los demás, y podemos ver elementos de RPG en muchos otros juegos, desde shooters hasta juegos de deportes. Esto se debe al peculiar sistema de progresión de estos juegos, ya que en los RPG suele haber dos tipos de avance.

Primero está el desarrollo de la historia, que es común en la mayor parte de los videojuegos. El héroe empieza en un lugar, con una meta determinada, y poco a poco va logrando llegar a ella. Este es el método estándar de progresión en un videojuego (y en una película, y en un libro.)

El segundo, aquel intrínseco a los RPG y que ahora vemos más y más en otros juegos, es el sistema de progresión de personaje. Este nos dicta que, según la historia avanza y el personaje principal aprende a lidiar con los peligros que le rodean, éste se vuelve más hábil. En los RPG, se le permite al jugador seleccionar de qué manera desea hacer progresar a su personaje, usualmente ofreciendo varias habilidades o mejoras por nivel.

Hoy en día, es posible ver este método de progresión en muchos videojuegos. Shooters como Bioshock Infinite o Wolfenstein poseen una versión de ellos, juegos de estrategia como Endless Legend también, e incluso existen versiones de FIFA con elementos de este tipo.

Y es que permitir al jugador personalizar al personaje suele hacer al juego más entretenido. Por ello hoy en día se puede decir que los RPG son el género más influyente del medio.