Tiendas inteligentes: ¿La mejor manera de hacer compras?

Durante las últimas dos décadas, con la llegada del internet a los hogares y la adopción masiva de la banca en línea, un paradigma milenario ha sido fuertemente amenazado por la creciente comodidad de los servicios en internet: Las compras personales. Y es que con el auge de las compras por internet las tiendas físicas han visto su clientela reducirse de manera estrepitosa, con cada vez más clientes que prefieren comprar desde sus hogares que en locales físicos.

Las razones para esto son variadas, pero la mayoría se puede resumir en que al comprar por internet no es necesario salir de casa, no necesitamos recorrer varias tiendas para hallar lo que buscamos, si deseamos comparar precios podemos hacerlo en cuestión de instantes, no corremos el riesgo de encontrarnos con que se agotó el inventario de lo que buscábamos, y no tenemos que hacer largas colas para poder pagar nuestras compras.

Ahora, un nuevo paradigma busca acabar con… bueno, con algunos de estos problemas. Hablamos de las tiendas inteligentes, aquellas en las que es posible simplemente entrar, tomar lo que queramos, y salir, sin necesidad de esperar para pagar por caja ni presentar nuestras tarjetas de crédito. Pero ¿cómo funciona este sistema?

Las tiendas inteligentes más famosas actualmente pertenecen al gigante norteamericano Amazon, quien utiliza su plataforma para procesar los pagos. Al entrar a la tienda, los usuarios se identifican con su Smartphone, el cual lleva la cuenta de Amazon de los mismos. Una vez allí, según van tomando mercancía y agregándola a sus carros, una serie de cámara detecta cada objeto que es tomado de las estanterías junto con quién lo ha tomado. Cuando el usuario pasa por el pasillo de salida, el sistema calcula el total de compras del usuario y realiza el cobro a su cuenta de Amazon.

De esta manera, se ha logrado crear tiendas presenciales acabando con las muy detestadas colas para pagar. Y ustedes, ¿serían clientes de una tienda inteligente?